Energía solar: un doble beneficio para el medioambiente

Molesta por el alto costo de la factura de la electricidad en Florida y buscando incorporarse a ese creciente número de hispanos que quieren contribuir con un planeta menos contaminado, Ana María Méndez decidió utilizar energía solar.

Comenzó el proceso solicitando cotización a varias empresas de instalación de paneles solares hasta seleccionar una recomendada por un compañero de trabajo de su esposo que, además, les inspiró confianza.

“Me decidí porque siempre estaba subiendo la cuenta de la electricidad y, además, también uno participa así en esa tarea importante de intentar contaminar menos”, dijo en una entrevista con Huella Zero.

La casa de Méndez, en Miami, tiene paneles solares desde el pasado junio y su factura de electricidad pasó de un promedio de $400 a solo $23.

La factura de electricidad de Méndez pasó de un promedio de $400 a $23. Foto: Sachamama.

Méndez no solo ha logrado ahorros sustanciales, también se beneficiará de la deducción tributaria de 30% en la adquisición de los paneles solares prevista en la Ley de Reducción de la Inflación (IRA) del gobierno del presidente Joe Biden.

IRA fue aprobada por el congreso federal en agosto de 2022 y tiene como objetivo reducir los costos de energía para las familias y crear miles de empleos, entre otras metas importantes para la economía y el medioambiente de Estados Unidos.

La legislación incluye cientos de miles de millones de dólares destinados a proyectos de sistemas de energía limpia en hogares, empresas y plantas de energía.

El marco legal ofrece créditos fiscales a los consumidores para instalar paneles solares, adquirir vehículos eléctricos y electrodomésticos eficientes.

IRA promueve el uso de sistemas de energía solar y amplió las disposiciones del Crédito Fiscal por Inversión Solar (ITC), de manera que los propietarios de viviendas residenciales que los instalen en el periodo comprendido entre el 1 de enero de 2022 y finales de 2032 recibirán un crédito fiscal del 30%.

Después de 2032, el ITC residencial comenzará a eliminarse gradualmente hasta un 26% en 2033, un 22% en 2034 y finalizará en 2035, de acuerdo con un análisis de la Universidad de Cincinnati.

El Servicio de Rentas Internas (IRS) precisó que para los consumidores que realizan mejoras de energía en sus residencias, hay créditos tributarios para una parte de sus gastos calificados.

El crédito fiscal del 30% que ofrece IRA es uno de los incentivos que algunas empresas dedicadas a la instalación de sistemas de energía solar destacan a sus posibles clientes. Foto: Freepik.

“Las mejoras a su residencia principal ofrecen oportunidades para reclamar un crédito. Si es dueño de una segunda vivienda y la utiliza como residencia, también puede reclamar estos créditos. Usted no puede recibir créditos por la propiedad que alquila a otras personas”, explica el IRS en su sitio en internet.

La cantidad de crédito que usted puede recibir es un porcentaje del total de los gastos de las mejoras en el año de la instalación, según el IRS es la siguiente:

  • De 2022 a 2032: 30%, sin límite máximo anual ni de por vida.
  • 2033: 26%, sin límite máximo anual ni de por vida.
  • 2034: 22%, sin límite máximo anual ni de por vida.

Méndez dijo que en su caso la instalación de los paneles solares le costó aproximadamente $48,500 y calcula que con el crédito tributario del 30% la inversión bajaría a unos $33,000.

El crédito fiscal del 30% que ofrece IRA es uno de los incentivos que algunas empresas dedicadas a la instalación de sistemas de energía solar destacan a sus posibles clientes.

“Las mismas empresas te ayudan a entender y te ofrecen lo establecido en IRA. Todas las compañías te hablan al respecto y te lo ponen sobre la mesa destacando precisamente que vas a tener ese ahorro del 30%”, explicó Méndez.

Eduardo Hayek, residente de Pittsburgh, Pennsylvania, también optó por el uso de energía renovable porque estaba interesado en contribuir con el medioambiente y simultáneamente obtener un ahorro sustancial en la factura del servicio de electricidad.

“Nuestra necesidad de cambiarnos a energía limpia fue porque ya habíamos visto vecinos que estaban usando paneles solares y aquí en verano e invierno, cuando hay temperaturas extremas, la factura de electricidad llega muy alta, por encima de los $200”, comentó a Huella Zero.

Y por los efectos del cambio climático que, entre otras consecuencias aseguró, propician la formación de huracanes más fuertes.

Hayek, al igual que Méndez, consultó con varias empresas, analizó cada una de sus ofertas y seleccionó la que consideró le presentó las mejores condiciones.

Pero cuando la compañía fue a su vivienda e inspeccionó con un dron el techo de su casa, la vivienda tiene unos 100 años de construida, detectaron que debía cambiarlo.

Entre el reemplazo del techo más la instalación de nueve paneles solares el costo total fue de $28,000, dinero que obtuvo mediante un financiamiento. 

Pero para él valió la pena, su factura de electricidad en verano fue de $12, puede monitorear la producción solar de su casa mediante una aplicación y sus paneles solares tienen una garantía de unos 15 años.

Adicionalmente, con la misma aplicación puede observar cualquier anomalía en el techo y tiene la opción de comprar una batería de almacenamiento de energía que se activa si necesita un mayor consumo de electricidad.

Además, el exceso de energía que produzcan sus paneles solares se devuelve a la red de electricidad.

Pero para algunas personas los paneles solares no son una buena opción debido a que, en algunos casos, los términos de financiación de la instalación son elevados para el presupuesto familiar.

En algunos casos, los términos de financiación de la instalación son elevados para el presupuesto familiar. Foto: Freepik

Jocelyn López, quien reside en Virginia, comentó a Huella Zero que el proceso de colocar los paneles y la batería le costaba entre $18,000 y $22,000.

Sin incluir el techo que tendría un costo de entre $40,000 a $50,000 que en su caso dijo que no era necesario porque el actual tiene seis años, pero la empresa que la contactó le dijo que necesitaba uno nuevo antes de colocar los paneles solares.

Explicó que se trataba de un proyecto de financiación de unos 20 años, “la letra pequeña (del contrato) tiene muchos matices financieros que no nos convenía como familia”.

“Somos una pareja de más de 50 años, nuestros hijos están grandes y no sabemos cuánto tiempo más vamos a estar en la casa como para disfrutar los beneficios de esta inversión”, explicó López.

Valor agregado a las viviendas

Keith Hernández, ejecutivo de la empresa Bison Roofing & Solar, consideró que cuando las personas adquieren los paneles solares en efectivo, comienzan a recuperar la inversión realizada con el ahorro que obtienen del pago de la electricidad en un período de entre siete y nueve años.

En el caso de que el consumidor incurra en un préstamo para instalar el sistema solar, los ahorros generados por los paneles solares pueden ser usados para pagar el financiamiento, afirmó.

De acuerdo con Keith Hernández el mejor momento para instalar paneles solares es ahora. Foto: Evans Briceño.

Hernández explicó que hay una ventaja adicional: los préstamos normalmente tienen tasas de interés fijas, mientras que las tarifas eléctricas suelen ir aumentando con el tiempo y pueden superar el costo de los intereses con el correr de los años.

“Pero el motivo más importante para instalar los paneles es que tú estás tomando el poder de hacer tu propia energía que te ayuda a reducir el costo y también es una inversión porque es en una casa con paneles solares, según un artículo reciente de la revista Forbes, ayuda a subir el valor de la propiedad hasta 20 veces de lo que tú ahorras en electricidad al año”, manifestó a Huella Zero.

El Laboratorio Nacional de Energías Renovables (NREL) indica que el valor de la vivienda aumenta $20 por cada $1 de reducción en las facturas anuales de los servicios públicos.

Entonces, un sistema de energía solar que ahorra $200 por año también agregaría $4,000 al valor de una casa, según los datos del NREL.

Ese beneficio se suma a lo que los consumidores perciben mediante lo estipulado en IRA, un aspecto que Hernández dijo que también explica a los posibles clientes.

Foto: Freepik.

El gobierno sabiendo que eso es el futuro entregó este incentivo y los primeros que coloquen los paneles solares son los que realmente aprovechan los beneficios, resaltó Hernández.

“En este momento en California están pidiendo poner paneles en las construcciones nuevas y en el país eso va a ser algo normal en el futuro. Y cuando sea así, probablemente no van a seguir dando incentivos. Entonces el mejor tiempo es ahora para poder aprovecharse de los incentivos”, precisó.

Cómo evitar las estafas con los paneles solares

Los casos de fraudes relacionados con la energía solar, que son relativamente nuevos en la esfera judicial, son cada vez más frecuentes, de acuerdo Daniel C. Cohen, socio fundador de Consumer Attorneys.

Describió lo que dijo son algunas de las tergiversaciones más comunes de los vendedores de las empresas de energía solar: Los paneles resultarán gratuitos; promesas de créditos fiscales, pero cuando los paneles son alquilados será la empresa de energía solar la que los recibe y no hay documentación escrita del contrato, todo se hace de forma electrónica.

La Comisión Federal de Comercio (FTC) recomienda pedir referencias y comprobantes de licencias y seguro; conseguir tres presupuestos por escrito; no permitir que comiencen a trabajar hasta que haya revisado y firmado un contrato escrito y no pagar en efectivo, ni con una transferencia de dinero.

Huella Zero es un programa de Sachamama, una organización sin ánimo de lucro que trabaja para impulsar una economía de energía limpia para todos y actitudes, comportamientos y estilos de vida sostenibles.

Scroll to top