Ley de Reducción de la Inflación: Inversión en empleos verdes, energía limpia y justicia ambiental

La Ley de Reducción de la Inflación (IRA, en inglés) promulgada por el presidente Joe Biden en agosto de 2022 promete $370,000 millones en inversiones para proyectos de energía limpia. Foto: Shutterstock

Considerada como la mayor inversión en energía limpia en la historia del país, la IRA busca reducir las emisiones de carbono en un 40% para 2030, suministrando al mismo tiempo grandes recursos para el beneficio de todas las comunidades, incluidas las latinas, afroamericanas y de origen indígena.

Su objetivo es reducir los costos de energía para las familias y las pequeñas empresas, acelerar la inversión privada en proyectos de energía limpia, crear empleos bien remunerados, además de ofrecer créditos fiscales a los consumidores para instalar paneles solares, adquirir vehículos eléctricos y electrodomésticos eficientes.

Mediante subvenciones, préstamos, reembolsos, incentivos y otras inversiones tanto para empresas como para consumidores se espera concretar las metas de la ley.

La Casa Blanca ha dicho que muchas de las disposiciones del marco legal ofrecen bonificaciones y créditos a proyectos que sean desarrollados en comunidades de bajos ingresos.

Foto: Freepik.

La ley promueve también la Iniciativa Justicia 40 de Biden que se compromete a generar el 40 por ciento de los beneficios generales del clima, la energía limpia, infraestructura y otras inversiones para comunidades desfavorecidas, incluidas tribus, comunidades con preocupaciones de justicia ambiental y áreas rurales.

Apostando a la ley del IRA

La Oficina de Energía y Cambio Climático de Dane, el primer condado de Wisconsin y el cuarto de Estados Unidos en alcanzar el objetivo de utilizar energía 100% renovable para su suministro eléctrico, está apostando a la ley IRA para seguir expandiendo sus proyectos de energía limpia. 

En Wisconsin la ley creará también nuevos incentivos para la electrificación de edificios lo que reducirá las emisiones de gases de efecto invernadero, subvenciones para ayudar a los gobiernos estatales y locales a adoptar los últimos códigos de energía de construcción, lo que ahorraría al propietario promedio de una nueva vivienda un 2.6% en sus servicios públicos.

La creación de empleos es otro de los importantes beneficios para ese estado. En 2021 ya había 71,370 trabajadores en empleos de energía limpia y las autoridades estiman que IRA ampliará esas oportunidades con una inversión de $4,000 millones en la generación y almacenamiento de energía limpia a gran escala hasta 2030. 

Se esperan más empleos en las industrias solar, eólica, de almacenamiento y otras de energía limpia.

Wisconsin es apenas una muestra de cómo la IRA está generando impactos positivos a lo largo y ancho del país. 

Jessica Ordóñez-Lancet, directora ejecutiva de Climate Power, resaltó que la ley está realmente impulsando a la industria de la energía limpia en Estados Unidos, un sector que asegura ayudará no solo a abordar la crisis climática, que está provocando el clima extremo, sino también estimulará la creación de empleos de calidad “como los que hemos visto en los últimos años para nuestras comunidades”.

Desde la promulgación de la ley en agosto de 2022 hasta aproximadamente octubre de 2023 se crearon más de 170,600 nuevos empleos en energía limpia para técnicos, electricistas, mecánicos y para el sector de la construcción, detalló Ordóñez-Lancet en una entrevista con Huella Zero.

“De esos nuevos empleos en energía limpia más de 11,000 se crearon en comunidades de color. Esto quiere decir que más de la mitad del total de los nuevos empleos están en comunidades de color que incluyen a las comunidades latinas”, precisó la activista ambiental.

Desde la promulgación de la ley en agosto de 2022 hasta aproximadamente octubre de 2023 se crearon más de 170,600. Foto: Shutterstock.

La cifra aumentó a más de 210,000 nuevos puestos de trabajo en 45 estados y Puerto Rico, según un reporte de noviembre emitido por Climate Power, un grupo independiente de comunicaciones estratégicas centrado en generar voluntad política y apoyo público para la acción climática.

Las empresas han añadido o anunciado 40,000 nuevos puestos de trabajo con un total de $32,620 millones en inversiones, indicó el reporte divulgado el 1 de noviembre de 2023.

“Estamos viendo números importantes, muy altos. En apenas un año desde que se aprobó esta ley tenemos bastante trabajo y está de vuelta la manufactura a EEUU, el gasto en la construcción y manufactura está en su punto más alto en los últimos 60 años y los proyectos comunitarios han crecido radicalmente desde que aprobaron esta ley”, dijo Ordóñez-Lancet.

En Tucson, Rochester y Carolina del Sur hay 91 nuevos sitios de fabricación de baterías para autos eléctricos y 65 instalaciones nuevas o ampliadas para fabricar ese tipo de vehículos en Savannah, Georgia; Montgomery, Alabama y en Auburn Hills, Michigan

Unas 84 empresas planean desarrollar proyectos de energía eólica y solar en ciudades como Cochranton, Pensilvania; Pensacola, Florida y Georgetown, Texas.

La activista ambiental dijo que los salarios promedios en general en energía limpia son entre 8 y un 19 por ciento más altos que los suelos de otros sectores a nivel nacional. 

En el sector rural la ley busca ayudar a los agricultores a que mantengan sus granjas, reciban asistencias, además de promover una “agricultura climáticamente inteligente” al aumentar el acceso a fondos para la conservación, de acuerdo con Farmers.gov del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. 

La agencia gubernamental ha suministrado cerca de $1,100 millones en asistencia financiera a agricultores que enfrentan dificultades para ponerse al día con sus créditos.

Foto: Freepik.

Uno de los beneficiados es Jimmy Stevens, propietario de Stevens Produce and Grains en Whiteville, Carolina del Norte, quien estaba al borde de perder su empresa y logró estabilizarla con esa asistencia.

“Jimmy corría el riesgo de perder sus operaciones debido a varios desafíos sin precedentes, incluidas perturbaciones comerciales, una pandemia mundial, impactos continuos en los costos de los insumos y los mercados, y desastres naturales inducidos por el clima más frecuentes e intensos”, dijo Farmers.gov.

Más inversiones y empleos

Un análisis de Bank of America sobre la ley indicó que los mayores impactos de IRA comenzarán en 2024 y 2025 propiciando inversiones importantes y apalancando la creación de puestos de trabajo.

“Desde vehículos eléctricos y baterías hasta proyectos de energía renovable y atención médica, se espera que la IRA desempeñe un papel vital en incentivar las inversiones y crear empleo. De hecho, se podrían crear más de 86,000 puestos de trabajo a partir de los proyectos anunciados hasta el momento”, proyectó la entidad financiera.

Un ejemplo es la empresa Toyota que está invirtiendo $3,800 millones en su planta de Carolina del Norte para fabricar una batería mucho más eficiente y más amigable con el ambiente.

Ordóñez-Lancet destacó que además de los nuevos empleos, otro de los logros más importantes de IRA desde que se implementó es la reducción en los costos en la energía limpia.

Foto: Shutterstock.

En energía eólica y solar los costos han disminuido en un 54% y un 37% respectivamente. 

“Es decir que los costos de usar estas energías son más baratos que carbón, petróleo o gas metano que son energías sucias como se conocen popularmente”, dijo.

La energía solar representó el 45% de toda la nueva capacidad de generación de electricidad agregada a la red estadounidense en el primer semestre de 2023, de acuerdo con la Asociación de Industrias de Energía Solar (SEIA, en inglés).

SEIA informó que en el año transcurrido desde que se aprobó la IRA, los fabricantes de módulos solares han anunciado aproximadamente tres docenas de adiciones de capacidad. 

Si todos estos planes se materializan, Estados Unidos (incluido Puerto Rico) aumentará su capacidad total de fabricación de módulos en un orden de magnitud significativo para 2026: de 10.6 GW a 108.5 GW, pronosticó.

Mientras, las familias latinas a nivel nacional se están beneficiando de los ahorros en sus facturas de electricidad, según la activista.

“Sabemos que si seguimos impulsando estas inversiones en energías limpias estaremos viendo $1,000 anuales en ahorros en sus facturas de electricidad”, afirmó.

Una de las formas de ahorrar en electricidad es el uso de paneles solares y de electrodomésticos eficientes.

Foto: Shutterstock.

Hispanos de Florida y Pennsylvania dijeron a Huella Zero que han obtenido ahorros sustanciales en sus facturas de electricidad al optar por el uso de energía solar aprovechando el crédito fiscal de 30 por ciento establecido en IRA. 

Pero para algunos latinos esa opción está fuera de su alcance debido a que los términos de la financiación de la instalación son elevados para su presupuesto familiar, como es el caso de una latina en Virginia.

Sus experiencias son abordadas en esta serie sobre la ley IRA que incluye cómo la energía solar beneficia tanto al medioambiente como a la economía de los latinos y del país en general. 

El mitigar la huella de carbono con el uso de los vehículos eléctricos y optimizar el consumo energético con electrodomésticos eficientes, son otros de los aspectos que se analizan en la serie.

¿Cómo pueden esos hispanos con bajos ingresos beneficiarse de la energía limpia? Ordóñez-Lancet considera que la acción local es vital para asegurar que el acceso a las inversiones en ese sector sea para todos.

Explicó que la ley suministra herramientas a nivel federal, pero es importantísimo que las personas se informen, que se enteren qué está pasando en sus comunidades, cómo la ley se está implementando y cómo las inversiones serán traídas a sus estados.

Sugirió que las personas deben asistir a las reuniones locales en las que se trata el tema para asegurarse de qué manera en la que se implementen las inversiones responda a la necesidad y a la realidad de sus familias y comunidades.

“Por ejemplo, hablaba con una señora en Puerto Rico que era la primera en su comunidad en tener paneles solares que los obtuvo a través de una organización local y si se va la luz puede ayudar a sus vecinos refrigerando medicamentos”, dijo.

Destacó que hay iniciativas solares a nivel comunitario que pueden servir para los latinos que no tienen suficientes ingresos para instalar los paneles solares.

Existen, además, organizaciones a nivel nacional que están trabajando para democratizar el acceso a las inversiones en energía limpia como en Nueva York y California.

“En este momento es difícil acceder como individuos, pero como comunidad nos podemos organizar para realmente sacarle provecho a estas inversiones”, expresó.

La directiva de Climate Power también destacó que los latinos están apoyando la industria de energía limpia porque les preocupa el cambio climático y las consecuencias para el medio ambiente y para su salud.

“Un 83 por ciento de los latinos declara sentirse preocupado por el aumento de las temperaturas extremas a nivel global. También 83 por ciento de los votantes latinos declara estar de acuerdo con las inversiones en energía limpia incluidas en esta ley. Esto demuestra que realmente están del lado de la acción climática”, comentó.

¿Qué impulsa a los hispanos a estar a favor de la energía limpia? Ordóñez-Lancet explicó que los latinos tienen más probabilidad que cualquier otro grupo de “fallecer en Estados Unidos debido al calor extremo impulsado por el cambio climático”. 

¡Qué calor! Es una campaña dirigida por trabajadores para lograr protecciones que salven la vida de aquellas personas que laboran al aire libre en el sur de Florida. Foto: Cortesía We Count.

Detalló que ello se debe a que tienden a trabajar más en industrias como la agrícola, la construcción donde están más expuestos a las condiciones ambientales.

Además, un 43 por ciento de los latinos viven en zonas donde es mayor el impacto del calor extremo y eso a su vez incide en que pierdan horas laborales lo que perjudica sus bolsillos.

Entre elogios y críticas

Durante la investigación para esta serie, Huella Zero detectó que algunos hispanos desconocen los beneficios que brinda la ley IRA en cuanto a los créditos fiscales, otros desconocían la existencia del marco legal.

Mientras que aquellos que sí tienen conocimiento de la ley no pueden aprovechar los créditos fiscales o subvenciones debido a sus bajos ingresos.

Empresarios, a su vez, consideran que la ley es complicada y algunas de las regulaciones dificultan obtener los beneficios fiscales.

María Lucía Benedetti, vicepresidenta ejecutiva de South Dade Group, dijo a Huella Zero que el caso de los autos eléctricos la ley contenía reglas que complicaba mucho obtener los beneficios fiscales, como exigir que los autos tenían que estar totalmente ensamblados en el país. 

María Lucía Benedetti, vicepresidenta ejecutiva de South Dade Group: “El crédito fiscal no es tan fácil de usar, es bastante complicado todavía por, vamos a decir, por la letra chiquita de la ley”. Foto: Evans Briceño.

Después fue modificada y se amplió poco el rango de los precios, el tamaño de la batería, lo que ha permitido que hay algunos de los vehículos a los que se le puede aplicar el beneficio directamente.

 “El crédito fiscal no es tan fácil de usar, es bastante complicado todavía por, vamos a decir, por la letra chiquita de la ley”, dijo.

SEIA consideró que la implementación de IRA ha sido lenta y complicada, pero se mantiene optimista de que beneficiará al sector.

“Pero la certeza política a largo plazo que brinda la legislación continúa impulsando nuestras expectativas de un crecimiento de dos dígitos en la industria solar”, indicó.

Taproot Earth ha manifestado su preocupación sobre los subsidios a tecnologías para el hidrógeno sucio y el secuestro de carbono (CAC) que asegura “distraen de abordar la raíz de la crisis climática”. 

“Si se construyen todos los proyectos que ya se han anunciado, las comunidades negras e indígenas en lugares como el sur de Louisiana seguirán siendo zonas de sacrificio”, advirtió la organización liderada por la reconocida activista ambiental Colette Pichon Battle.

Según el Departamento de Energía, el Crédito Fiscal por Captura y Secuestro de Carbono proporciona una tasa mejorada de dióxido de carbono capturado para almacenamiento y utilización para instalaciones calificadas hasta 2032. 

La organización afirma que la CACno reduce nuestra huella ecológica. Además de las dificultades técnicas, la captura de carbono requiere mucha energía y recursos” y que IRA  está rescatando la CCS y la industria del petróleo y el gas.

Explicó que la mayoría de los logros en materia de justicia ambiental dentro del IRA toman la forma de subvenciones competitivas. Esto significa que las organizaciones sin fines de lucro, los estados y las tribus pueden presentar solicitudes para cantidades limitadas de dinero. 

“Este dinero no puede utilizarse para la promoción política, que es fundamental para la misión de muchas organizaciones de justicia ambiental. Solicitar una subvención federal también requiere personal, contabilidad y administración dedicados, lo que requiere que organizaciones sin fines de lucro experimentadas operen como centros de asistencia técnica, a veces a expensas del movimiento u organización del trabajo”, enumeró.

Reconoció que la IRA tiene algunos beneficios. Un aspecto positivo del proyecto de ley es que las organizaciones sin fines de lucro y las empresas de servicios públicos son elegibles para recibir pago directo, lo cual es un cambio técnico que facilitará a las empresas de energía, los estados, las tribus y las organizaciones sin fines de lucro la transición a la energía renovable.

“La ley debe ir más allá para promover la justicia para las comunidades de primera línea en el Sur del Golfo”, concluyó la organización ​dedicada a las reparaciones climáticas globales, a redes de abogados de transición justa y a la recuperación equitativa de desastres a nivel internacional.

Huella Zero es un programa de Sachamama, una organización sin ánimo de lucro que trabaja para impulsar una economía de energía limpia para todos y actitudes, comportamientos y estilos de vida sostenibles.

Scroll to top